domingo, 23 de octubre de 2011

Madrid: mercadillos de trueque

Crónica Popular
Enfrentarse a la crisis desde las capas de la sociedad más golpeadas está haciendo aparecer de nuevo formas que ya estaban olvidadas. Entre ellas, el trueque, un modo de intercambio de bienes cuyo origen se remonta a las épocas anteriores a la aparición del dinero como medida de valor y de su uso como medio de cambio. La razón de esta vuelta atrás en los mecanismos de intercambio es muy clara: la falta de liquidez de las economías familiares más modestas.
mercadilloscartelUn ejemplo paradigmático de este surgimiento del trueque se está desarrollando entre las asambleas populares de Madrid, que está desarrollando mercadillos de trueque y «bancos de tiempo», donde se intercambian trabajos.
El sábado 22, mañana en Madrid se pueden acudir a dos mercadillos de trueque. Uno será en el barrio de Carabanchel, en la Plaza de Oporto, entre de 12 a 18 horas y estará centrado en artículos para bebés: cunas, carritos, ropa, juguetes, libros y otros accesorios. En la asamblea popular de Carabanchel explican que «en el distrito reside una gran cantidad de familias con niños y niñas que tienen que hacer frente a una serie de gastos relacionados con las necesidades de sus hijos e hijas, sobre todo durante sus primeros años de vida en los que se hace imprescindible adquirir nuevos objetos que en ocasiones tienen un coste muy elevado.
»Con este nuevo mercadillo de trueque se pretende paliar estas dificultades que tienen las familias, y reutilizar artículos que ya han adquirido y utilizado otras personas pero que se encuentran en perfecto estado. Por lo que además, se contribuye a un menor deterioro y desgaste de los recursos de nuestro planeta».
Otro mercadillo de trueque se celebrará en el parque de Arganzuela, a la altura de Yeserías 33 (metro Pirámides), organizado por la asamblea popular de este distrito. Será por la mañana y se intercambiará sobre todo ropa: «La idea es evitar que Diógenes domine nuestras vidas y salir de esta rueda de acumular-consumir-morir. Obviaremos decir que en este nuestro mercadillo el dinero no existirá y que no es condición necesaria aportar algo para coger otra cosa o viceversa, sino que cada cual funcionará acorde a su capacidad y tomará según se necesidad. El valor en nuestro caso no será monetario sino que lo marcará la necesidad de cada persona según lo que ofrezca el mercadillo», explican en la convocatoria la asamblea popular de Arganzuela.
Además, hacia las 12, Carlos Taibo dará una charla en el parque sobre el decrecimiento y otras fórmulas alternativas para salir de la crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario