domingo, 1 de abril de 2012

El Trastero de Mondéjar: Un enfoque a lo artesanal





La tercera edición del popular “Trastero de Mondéjar” contó con más participación que en años anteriores no solo de artesanos o comerciantes, sino también de público asistente. 

De esta forma, el acto, que tenía por objetivos la promoción turística de este pueblo guadalajareño, así como fomentar y dar una oportunidad a la artesanía local y de la zona, vio cumplidas sobradamente las expectativas que impulsaron esta actividad o jornada lúdica hace ya tres años.

Por ello, las calles del municipio comenzaron a llenarse de vida y la plaza que albergó esta especie de mercado artesanal vio pasar a centenares de personas a lo largo del día que, interesándose por lo ofrecido, dieron un paseo por los puestos hasta dar con algo de su agrado. 

No obstante, hubo quien no compró como así lo reflejaron varios comerciantes que participaron en el acto. “La experiencia bien, el negocio mal. Me doy por satisfecho si mi negocio se da a conocer, en cuanto a las ventas, estaba claro, iban a ser flojas”, apuntó Roberto, artesano de Morata de Tajuña.

Esther y Javier, dueños de Abeja Mañosa y Mano a Mano, respectivamente, alabaron el movimiento y la actividad del Trastero ofreciendo un dinamismo que dotó de personalidad y peculiaridad el consolidado Trastero de Mondéjar.

Los niños también encontraron su lugar en la actividad gracias a un bufón que, además de entretenerlos, se encargó de dar a conocer el evento por las calles del municipio. Suyos fueron los gritos animados, las risas, los paseos por la plaza, así como la interactuación con los niños y niñas del lugar que, encantados, no dudaron en pasar la mañana con él.
Además, el día de ayer destacó por ser un encuentro artesanal, un día elegido para ofrecer y mostrar lo realizado a la luz y soledad de las casas. Fue un momento para demostrar que Mondéjar tiene mucho más que ofrecer y que, además de su vino, su arquitectura y gastronomía tienen mucho que decir en la provincia. “El Ayuntamiento se da por satisfecho si llena el pueblo de gente y se da a conocer como un pueblo en el que se puede hacer turismo. Mondéjar es más que el vino, por supuesto, es una parte muy importante porque mucha gente vive de la agricultura y el vino pero tenemos una gastronomía muy buena y tenemos varios bares y restaurantes que con la Feria de la Tapa se llenaron”, expresó Esperanza Magán, concejala de Cultura. 

Tras el mercado, hubo una ruta guiada por los monumentos más destacado del municipio. De esta forma, se visitó la iglesia de Santa María Magdalena, el palacio de los Mendoza, el convento de San Antonio, la ermita de San Sebastián y la cripta de “Los Judíos”. Por otro lado, y como novedad, el Trastero contó con una zona de intercambio, “una mesa de trueque o un punto de encuentro novedoso donde cambiar cosas por otras en vez de por dinero”, concretó Magán.

Finalmente, el lado solidario del acto se reflejó con la instalación de tres puestos benéficos por parte de Cáritas Mondéjar, la Asociación Contra el Cáncer del municipio y Pro Vida Alcalá.

Una oportunidad para lo artesanal
El Trastero de Mondéjar celebró su tercera edición con un aumento en el número de comerciantes o artesanos. De esta forma, la participación ascendió a 37 puestos, de los cuales, 15 pertenecieron a personas de Mondéjar. La Asociación de Amas de Casa también ofreció una pequeña exposición en el Ayuntamiento del municipio donde mostraron un traje regional, así como cuadros y pinturas realizadas durante el curso. Por otro lado, en el mercado de ayer hubo productos para todos los gustos entre los que destacaron el cuero, la bisutería, la miel, cajas de madera, muñecos artesanales, etc.



No hay comentarios:

Publicar un comentario