sábado, 7 de abril de 2012

Los tesoros de Siria, expuestos al saqueo y la destrucción



Los expertos coinciden en que las zonas más afectadas son la antigua ciudad de Palmira y las ruinas grecorromanas de Apamea, ambas patrimonio mundial


La violencia que sacude a Siria y que desde mediados de marzo de 2011 ha dejado 9.000 muertos, según datos de la ONU, ha expuesto los tesoros arqueológicos del país al saqueo y la destrucción.
Los expertos coinciden en que las zonas más afectadas son la antigua ciudad de Palmira y las ruinas grecorromanas de Apamea, lugares que escapan del control del régimen, según informa la agencia de noticias AFP.
"En los últimos tres o cuatro meses los saqueos se han multiplicado. Hemos recibido un vídeo que muestra personas arrancando los mosaicos con martillos en Apamea. Y lo mismo en Palmira, y en numerosas excavaciones clandestinas", ha afirmado la directora de los museos de Siria, Hiba al Sajel.
Militares opositores denuncian que el ejército bombardea estas zonas para conquistar los bastiones rebeldes
Por su parte, los militantes opositores denuncian que lugares como Qalaat al Madiq, que abriga una ciudadela medieval, entre otros muchos, están siendo bombardeados por el ejército en su intento de conquistar los bastiones rebeldes.
Sajel, que lamenta que con los saqueos una gran parte de la Historia se está perdiendo, explica que los ladrones se mueven por el ánimo de lucro y no comprenden la importancia de lo que encuentran. Las piezas robadas terminan siendo extraídas a países vecinos y vendidas en el mercado negro.
Diversas piezas del museo de Hama, en el centro del país, han sido robadas, incluyendo armas antiguas y una estatua que databa de la época de los arameos. La ciudadela de Shaizar, situada al norte de Siria, sobre el río Oronte, también ha sido dañada por la violencia, mientras que en Apamea se ha derribado una estatua romana en mármol. Igualmente saqueada, la antigua ciudad de Ebla, en la provincia de Idleb, en el noroeste, sufrió la sacudida de los combates entre el ejército regular y los rebeldes.
A fines de marzo, la UNESCO había pedido a las partes en conflicto que "aseguren la protección de la excepcional herencia cultural" del país, que posee un impresionante patrimonio arqueológico e histórico y tiene en su capital, Damasco, una de las ciudades más antiguas del mundo. Junto a ella, otros cinco sitios sirios están inscritos en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO: las ciudades de Bosra y Alepo, Palmira, el Krak de los Caballeros y Qalaat Salah el Din, además de las antiguas ciudades muertas del norte

No hay comentarios:

Publicar un comentario