miércoles, 17 de abril de 2013

El Congreso está tomado por dentro y no cercado por la ciudadanía


Llamazares: "El Congreso está tomado por dentro y no cercado por la ciudadanía"

El diputado de IU y líder de Izquierda Abierta  critica la suspensión del Pleno la próxima semana por la convocatoria a rodear la Cámara y se lamenta de que el Gobierno se dedique a contraprogramar a la ciudadanía


El diputado de Izquierda Unida (IU) por Asturias y miembro de la corriente Izquierda Abierta (IAb), Gaspar Llamazares, ha denunciado este miércoles que el Congreso de los Diputados ha suspendido el pleno del próximo jueves 25 de abril para "boicotear y abortar" la movilización convocada por la plataforma 25-S Rodea el Congreso. Así lo ha manifestado Gaspar Llamazares en un desayuno informativo celebrado esta mañana en el Ateneo de Madrid y en el que ha estado acompañado por los portavoces de IAb Madrid, Blanca Casado y Pedro Chaves Giraldo.
Para Llamazares, la no celebración del pleno del jueves "no tiene precedente" y se trata de un hecho "realmente increíble" al tratarse de una decisión que "va en contra de la propia Cámara". "Como si no tuviéramos temas que tratar, se suspende de manera excepcional la sesión del jueves y, sin lugar a dudas, se hace para evitar, para boicotear, para abortar la movilización social convocada en torno al Congreso de los Diputados", ha subrayado. El diputado de IU considera que "es como si el presidente del Congreso, Jesús Posada, y la Mesa se dedicasen a hacer contraprogramación a las movilizaciones sociales desconvocando a los diputados, es decir, poniendo a los diputados a los pies de los caballos". "Ahora, será legítimo decir si el jueves les sobra... les sobrarán más cosas", ha advertido.
Dicho esto, el parlamentario de IU ha querido mostrar "públicamente" su "absoluto rechazo a la actitud de los que dirigen el Congreso de los Diputados y que demuestra que el peligro no viene de fuera", pues la Cámara Baja "no está en estos momentos cercada ni lo estará cuando lo rodeen los ciudadanos". "Donde está cercado y tomado es desde dentro. La demostración de esta suspensión arbitraria y excepcional de la sesión del jueves es que el principal enemigo del Congreso es el Gobierno y la mayoría parlamentaria, que hacen todo para utilizar de manera represiva incluso al propio Congreso", ha argumentado.
Sin embargo, Llamazares ha opinado que se trata de un "esfuerzo inútil" porque "la movilización se producirá un martes, un miércoles o un jueves". "Demuestra que el Congreso de los Diputados está tomado por dentro y no cercado por fuera por la ciudadanía. Los gobiernos del PP son cada vez menos un exponente de la democracia y son cada vez más grupos de interés. Es la ciudadanía la última ratio en defensa de la democracia en Madrid y en este país", ha remachado.

El PP y su ejemplaridad 

Al ser preguntado sobre cómo afrontaría él un escrache, Llamazares ha contestado que él va a trabajar "caminando al Congreso" y que hay gente que le "anima" y otra que le "critica", por lo que entiende que "va en el sueldo y en la responsabilidad pública". "Hasta ahora los escraches han sido movilizaciones y yo creo que el Gobierno no ha podido demostrar, por eso habla de coacciones y otras lindezas, el carácter violento de las mismas", ha detallado. Estamos ante movilizaciones "normales en democracia" que se producen en un "contexto de violencia institucional", porque la violencia es la que se produce "contra el que tiene una vivienda y se queda sin techo y no la movilización para defender precisamente a esas personas".
"Se está sustituyendo el Estado democrático por uno penal y policial", denuncia Llamazares
Llamazares tiene la impresión de que "el PP ha iniciado el camino de la criminalización y luego el de la penalización de la contestación social", que comienza siendo "ejemplarizante" en los escraches "para extenderse a toda contestación social al PP". "Ya no aguanta ni la oposición social ni la oposición política y estamos viendo cuál es su actitud a este respecto", ha indicado, para después concretar que consiste en "por una parte criminalizar e insultar y luego en utilizar a la Fiscalía General del Estado para intentar meter en la cárcel a los que se movilizan".
Según el diputado de IU, "se está sustituyendo el Estado democrático y social por uno penal y policial". "Después de haber denominado a las personas que se movilizan en contra de los desahucios primero etarras, luego violentos y finalmente nazis, ahora la Fiscalía General del Estado, no contenta con graves sanciones administrativas, quiere penar con años de cárcel por coacciones a más de 20 personas que se han movilizado durante las últimas fechas", ha denunciado.

Deriva represiva 

"Deriva represiva por parte del Gobierno, que primero criminaliza la protesta y finalmente intenta aquello de 'Todos a la cárcel'. Esas actitudes por parte del PP requieren una mayor urgencia si cabe, tanto en la movilización social, como en la iniciativa política para desalojar al PP del Gobierno", ha afirmado.
Por su parte, Pedro Chaves ha recordado "cuando Esperanza Aguirre dijo que en la Acampada de Sol anidaba el virus del totalitarismo", que las dos huelgas generales convocadas contra el PP se han "criticado sobre la idea de la falta de patriotismo" y que "el rodear el Congreso ha sido vituperado y criticado como una manifestación asimilable al Golpe de Estado del 23 de Febrero".
"Al mismo tiempo escuchamos a alguna insigne gente del PP diciendo que las movilizaciones sociales están muy bien. ¿Cuáles?", ha cuestionado Chaves, al tiempo que ha dicho que la actitud del PP es la expresión de la arrogancia aristocrática de la derecha que no tolera que los ciudadanos les enmienden la plana"

No hay comentarios:

Publicar un comentario