lunes, 8 de diciembre de 2014

EXPOSICIÓN ABIERTA: ESPAÑOL@S EN LOS CAMPOS NAZIS

Cuando nos preguntamos por la posibilidad de realizar una muestra artística sobre la catástrofe sufrida por los españoles y españolas en los campos nazis nuestra indagación se orienta de modo casi natural hacia el análisis de obras de arte que tienen como referente explícito dicha catástrofe: cuadros, fotografías, novelas, poesías, filmes, esculturas, composiciones musicales, etc. que han hecho del horror y la muerte de los campos de concentración su objeto, su tema. Esto sucede con tanta más naturalidad por cuanto que, muchas veces, son los mismos testigos, los supervivientes, los que se han servido de las diferentes formas de expresión artística, a veces, como medio de supervivencia en el campo de concentración y, después, de la memoria, la representación o el testimonio del horror.

La cuestión que nos asalta en relación a dichas producciones tienen que ver con la adecuación o no del medio artístico a la realidad de extrema barbarie que representa el genocidio de españoles y españolas en los campos nazis. ¿Es posible representar por medio de obras de arte ese horror sin traicionarlo?

La cuestión entonces es cómo representar en esta o aquella obra de arte el horror.

El arte no es un puerto seguro a salvo de las turbulencias del mundo que nos rodea y del que formamos parte. Por eso nos parece cuestionable el distanciamiento del arte y elevación por encima de la esfera social en la que se realiza la reproducción material de la sociedad. El 15M tuvo una repercusión social, cultural y artística de los integrantes de las acampadas que fue expuesta en casi todo el mundo. Esa movilización ciudadana fue la declaración de la implicación del Arte con la sociedad y con sus catástrofes.

La protesta contra el sufrimiento es la única imposible posibilidad del arte después de conocer la muerte de más de 8.000 españoles en Mauthausen y otros campos. También lo es contra el sufrimiento total de aquellos que lograron sobrevivir pero que quedaron marcados por lo vivido. Por eso el Colectivo de Artista Arttefacto promoverá exposiciones sobre el sufrimiento de españoles y españolas en los campos nazis mediante fotografías, poemas, esculturas, acuarelas, pintura, grabado y todo tipo de reproducción artística que podamos incorporar.

Pero esta protesta contra el sufrimiento se extiende a los actuales desahucios, el paro la violencia machista, el racismo y las agresiones estatales contra manifestantes pacíficos en las calles y en los mares o, como no, a la violencia contra los animales y al sufrimiento de éstos.

A la vista del sufrimiento en la sociedad, la separación de la obras de arte y de los artistas, revela su complicidad con las causas del sufrimiento. Por ese motivo nos ponemos en movimiento y con nuestras artes y con nuestras manos alzamos una barricada para que el sufrimiento social desaparezca y se establezca una paz social, de respeto, y de tolerancia.

Colectivo de Artistas Arttefacto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario