miércoles, 26 de agosto de 2015

DECORACION CON CUERDAS HIDASUKI


Desde el periodo Bizen hasta ceramistas contemporáneos japoneses como Kazuma Kishimo o Key Fujiwara, entre otros, evidencian la gran belleza natural de la técnica de cuerdas con salitre hidasuki y sus inconfundibles texturas de fuego.


La palabra japonesa hidasuki se compone de “hi” que es fuego y “tasuki” que es soga, cuerda o cordel, posteriormente se habla de “dasuki”. Las mujeres ataban sus kimonos con este tipo de cuerda. La cuerda puede estar elaborada con fibras de arroz mojadas en agua con sal y que después se enrollan sobre las piezas y se meten en una caceta. En Japón ceramistas como Rakusen Asai usan algas marinas al estilo Bizen. Hay que destacar los cuencos de gran formato del periodo Bizen como las cerámicas más populares, sobre todo las del periodo Momoyama (1573-1615).


La reducción de la materia orgánica de las cuerdas crea unas texturas sobre el barro sin esmaltar de gran visibilidad, en ocasiones estas texturas se producen dentro de una caceta, esta técnica permite diferentes líneas de investigación, entre ellas tenemos el uso de paja en vez de cuerda, la ceniza que se acumula sobre el gres o la porcelana en una cocción con hornos anagama o noborigama da a la pasta otro tacto y un fundido superficial más agradable a la vista, también se puede cocer en una caceta dentro de un horno convencional o un bidón con las piezas cubiertas con estropajo de aluminio, además de una cocción en un pit firing clásico, inclusive en las brasas de una chimenea, aquí sería mejor bruñir las piezas para quitar aspereza visual y táctil. También son dignos de consideración los usos de sales, cloruros, sulfatos y nitratos, tomando las máximas medidas de seguridad en el proceso, además se puede combinar con esmaltes de ceniza.


En esta técnica, aparte del periodo clásico destacan ceramistas japoneses como Kazuya Kishino, Key Fujiwara o Rakuzen Asai, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario