miércoles, 26 de agosto de 2015

HOJAS EN EL TENMOKU


Desde la Dinastía Song en China hasta grandes maestros de Japón como Okada y Shirashi en la era moderna, la técnica de la hoja sobre el esmalte tenmoku ha creado un aura de prestigio y misterio, sobre todo para saber cómo se hace.


Esta técnica se conoce en Japón como Konoha-tenmoku y representa una imagen de hoja sobre un esmalte tenmoku. La hoja u hojas parecen que se han caído de árbol, por su textura tan fidedigna, con arrugas, nervios y una forma muy delicada. Esta técnica tiene su origen en la dinastía Song en China con el nombre de Jizhou Hoja de Temmoku (Este esmalte se escribe indistintamente en Japón o China con nm o mm) normalmente la hoja es de un color más claro que el marrón-negro del tenmoku, esta técnica está rodeada de misterio, parece ser que la hoja se coloca en el esmalte cuando esta todavía húmedo, secando el plato o el cuenco de la forma habitual y cocido en alta. 


Se especula que la hoja se sumerge en una sobrecubierta tipo Jizhou para dar más definición, también se especula con que la hoja debe estar casi pudriéndose, algunas hojas contienen fundentes alcalinos, calcio, magnesio o fosforo, entre otros componentes, o bajando el color del tenmoku a un color crema o marrón claro. Esta técnica admite múltiples variables, en cómo se puede pegar la hoja con glicerina o gomas arábiga o de tragacanto o presionar sobre un barro de gran contenido en hierro como el almazarrón o el ocre rojo y después pegar al cuenco, pegar un esmalte a la hoja que mantenga todo el detalle de la misma hoja y a su vez pegar al tenmoku o pegar una lamina impresa muy fina de barro rojo, entre otras posibilidades. Entre los ceramistas japoneses que mejor dominan esta técnica encontramos a Yasumasa Okada y Koho Shiraishi, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario