viernes, 6 de mayo de 2016

CUATRO COLORES, CUATRO ESTACIONES DECENAS DE ARTISTAS

EXPOSICIÓN COLECTIVA.

“COLORES”



“Cuando los colores dejen de estallar, el ojo irá a ver a la oreja”. Si ya en la época de André Breton y Paul Elouard, esta afirmación podía parecer “surrealista”, hoy casi nadie alberga dudas sobre la cuestión de la importancia del color en el Arte.



Y no es que pensemos que sin color no hay nada, o que ciertas experiencias místicas no sólo puedan vivirse en blanco y negro. Se trata más bien de ver el mundo a través del color que cada situación requiere, que cada objeto posee, que cada ojo contempla por su cuenta, dejándose llevar por lo que la intuición aconseja a la razón en cada momento concreto. Entendiendo además que la riqueza cromática de la obra artística ha de atraer con fuerza al espectador y esconder al mismo tiempo su contenido profundo.



El gusto (y la atracción) por el color se manifiesta en el arte, y en la vida cotidiana de múltiples maneras. Desde los rojos, ocres y negros de las cuevas del Paleolítico superior hasta las encrespadas crestas multicolores de los punkis londinenses del siglo pasado. En todas las culturas, y en todos los tiempos, el color ha estado presente en el devenir de los pueblos.


El mundo del arte ha sido siempre sensible al color. Fauvistas, naifs, simbolistas, cubistas, expresionistas, hiperrealistas o quienes se sumergieron en la abstracción a partir de los desastres que provocaron las dos guerras mundiales del siglo XX, dan buena muestra de ello. Maurice Denis, en sus “Théories” , y citando a Cézanne, llega a decir: “La naturaleza, he querido copiarla y no lo he conseguido. Pero me sentí orgulloso cuando descubrí que el sol, por ejemplo, no podía reproducirse, sino que había que representarlo por otra cosa….. por el color”

Cuando Kandinsky contempló en Moscú el “Montón de heno” del pintor impresionista Claude Monet llegó a la conclusión de que el cuadro no tenía objeto. Esta experiencia que después le marcaría toda su vida le hizo comprender con toda claridad que “la fuerza insospechada de los colores iba más allá de todos sus sueños”. Unos años más tarde, en “De lo espiritual en el arte” escribiría: “será siempre imposible crear un cuadro sin color, o sin dibujo”. Así nos lo parece, y es por lo que nos hemos reunido aquí con el fin de aportar nuestras diferentes experiencias a través de nuestras obras, que sólo tienen en común un determinado “color”.

Y si es verdad que la forma, en sentido estricto no es más que la delimitación de una superficie por otra, el color resulta a todas luces necesario para la delimitación de esos espacios.

Hoy, y a pesar de las indiscutibles novedades que han revolucionado, desde las nuevas tecnologías, el mundo del arte, todavía seguimos utilizando la línea, el claroscuro, el color, a la manera de Klee, Kandinsky, Mondrian, Picasso, Miró, Pollock, Bacon, Barceló o Antonio López. Y deberíamos ser capaces de reconocer que, incluso en el momento actual, inmersos en la espiral terrorífica que nos impone la sociedad de consumo, y como dice Conrado Maltese aún perdura y sobrevive la “fe humanista” que espera del homo faber, del hombre “artesano”, la recuperación ética de la humanidad.

La salvación no está en la razón que forma proyectos (aunque sin ellos nada tenga sentido) sino en la capacidad de vivir con lucidez la casualidad de los acontecimientos. “Todo radica en encontrar el propio ritmo y no perderlo ocurra lo que ocurra”, en palabras de Argan.

Así pues, dejándonos llevar por la “tiranía” del color, hemos planteado una asociación casual entre las estaciones que nos marca el calendario meteorológico (que bien podría ser metereo-ilógico) y los colores. Y hemos asociado el invierno al blanco, la primavera al verde, el verano al amarillo y el otoño al rojo.

Pretendemos llevar a cabo cuatro exposiciones al año, coincidiendo con cada una de esas “estaciones” y con el único nexo en común del color predeterminado. Las diferentes técnicas que utilizan los componentes de Artefacto serán una buena muestra de cómo un color puede sugerir distintas sensaciones a partir de las experiencias  de cada uno de ellos.

Que les guste. Salud y belleza.




AMARILLO






El 21 de junio a las 13.00 horas, se inauguró una breve exposición dentro del proyecto continuo COLORES. La muestra tiene como tema el AMARILLO y se han exhibido pintura, fotografía, escultura, literatura y cerámica.


El amarillo simboliza la luz del sol. Representa la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía.

◦ El amarillo sugiere el efecto de entrar en calor, provoca alegría, estimula la actividad mental y genera energía muscular. Con frecuencia se le asocia a la comida.
◦ El amarillo puro y brillante es un reclamo de atención. 
◦ En exceso, puede tener un efecto perturbador, inquietante. Es conocido que los bebés lloran más en habitaciones amarillas. 
◦ Cuando se sitúan varios colores en contraposición al negro, el amarillo es en el que primero se fija la atención. Por eso, la combinación amarillo y negro es usada para resaltar avisos o reclamos de atención.
◦ En heráldica el amarillo representa honor y lealtad.
◦ El color amarillo: Es el color mas intelectual y puede ser asociado con una gran inteligencia o con una gran deficiencia mental; Van Gogh tenia por el una especial predilección, particularmente en los últimos años de su crisis.
◦ Este primario es el color de la luz, el sol, la acción , el poder y simboliza arrogancia, oro, fuerza, voluntad y estimulo.
◦ Mezclado con negro constituye un matiz verdoso muy poco grato y que sugiere enemistad, disimulo, crimen, brutalidad, recelo y bajas pasiones. Mezclado con blanco puede expresar cobardía, debilidad o miedo y también riqueza, cuando tiene una leve tendencia verdosa.

Los amarillos también suelen interpretarse como joviales, afectivos, excitantes e impulsivos. Están relacionados con la naturaleza. Psicologicamente se asocia con el deseo de liberación.






ARTISTAS PARTICIPANTES:

Maite Palacios Blasco
“Huevo frito”


Jose Antonio López – Palacios
“Galápago”


Ramiro Araque
“Ovejas”
Adriana Franco
“Zapatos”

Marcos López de la Vega
“Luna”


José Palacio Cantos
“La sonrisa de la Maga”

Algunas de las mujeres presentes en la inauguración han leído un poema de Arantxa Oteo, "Mujer de colores", del poemario "La que camina entre leones", publicado por LápizCero Ediciones.



SOY UNA MUJER DE COLORES

Soy la INDIA COBRIZA que pare a su hijo
agarrada al tronco del árbol de la vida
que lame la sangre y los restos de placenta
del cuerpecito que muy poco antes
era suyo unido por ese cordón umbilical que
ella corta con sus dientes,
los mismos dientes que curtirán el cuero
con el que hará los mocasines de su hijo.



SOY UNA MUJER DE COLORES

Soy la NEGRA AFRICANA que
grácil como una gacela
atraviesa con los pies descalzos,
ya parte de su tierra,
la sabana con el cántaro sobre su perfecta
y bellísima cabeza
en busca de agua para su familia.
La que maja en el molino de piedra
el grano que sustentará a su gente,
la que cuida de sus ancianos para
transmitir la sabiduría
ancestral a sus púberes a los que
prepara para los ritos de paso que los
convertirán en tribu.




 SOY UNA MUJER DE COLORES

Soy la ASIÁTICA AMARILLA que, agachada,
cultiva el arroz, cubierta por un enorme sombreo que no le priva ni
del sol ni de la lluvia
mientras su niño, atado a su espalda,
duerme mecido por el 
suave bamboleo de la penosa
tarea de la madre.

 

SOY UNA MUJER DE COLORES
Soy la MUJER MUSULMANA, 
ARCO IRIS bajo los mantos que la cubren,
vestidos por amor y
fidelidad a  su tradición,
velos que ocultan las lágrimas
derramadas por 
sus hijos,
heridos en lucha desigual de
piedras contra balas;
las vertidas, 
con rabia e impotencia,
por esos llamados
“mártires”
que dan su vida para
quitar otras;
las que se lloran hacia dentro y
anegan el corazón
para ahogar frustraciones,
anhelo,
luto,
dolor.




SOY UNA MUJER DE COLORES

Soy la OCCIDENTAL BLANCA,
esclava del reloj y de las prisas,
partida entre su casa y el trabajo,
campeona en un mundo hostil que
le exige darlo todo y aún más,
ser una profesional eficiente y
una esposa y madre ejemplar,
mujer objeto autoconvencida
de que su liberación y
su satisfacción
pasan por sacrificar
lo mejor de su vida
a un sinsentido.




SOY UNA MUJER DE COLORES

La que oculta su rostro detrás de un burka,
la que pierde a sus hombres en las guerras,
la que es violada, humillada, maltratada,
la que vive en el olvido y la miseria.
La que triunfa y es reconocida,
la que hace realidad sus sueños,
la que juega con sus hijos y es amada,
la que muere feliz y realizada.
La adolescente que se prostituye
con las falsas promesas de neón de un supuesto mundo
feliz,
la vieja que se engaña
con prótesis y liftings.
La niña que sólo sentirá dolor cuando debería
estremecerse de gozo porque, salvajemente,
le arrancaron su clítoris y le 
robaron el orgasmo para siempre.
La recién nacida y recién muerta porque
“hija mía, este mundo no es para ti,
y solo un hermano tuyo podrá llenar
nuestra casa y nuestro corazón”




SOY UNA MUJER DE COLORES,
con mis sufrimientos,
mis sacrificios,
mi dolor, mi desgarro.

SOY UNA MUJER DE COLORES,
con mis alegrías, 
mi entrega,
mi dignidad, mi fuerza.


Soy LA mujer de colores
y no pienso consentir que nadie,
ni siquiera tú,
me vuelva gris.



ROJO



Inauguración el sábado 4 de octubre a las 13.00 horas



El color fusiona, en muchas de las culturas antiguas, ciencia, arte y religión. Colores que juegan un papel primordial en la concepción del mundo, el futuro que le espera, la línea del tiempo por la que se movían, y ahora nos movemos, y conceptos físico-mágicos que llenan de significado la fundamentación de todo lo que conocían, conceptos que resultaron un importante eslabón para encontrar respuestas a las preguntas que muchos años después investigadores han podido despejar.



Colores que representan elementos concretos de la realidad de su época, dieron forma a las bases del conocimiento que se desarrollaría posteriormente gracias a las primeras observaciones que las culturas antiguas hicieron de materiales, texturas y durabilidad. La relación que éstas tenías con los materiales que utilizaban en la creación de accesorios para la guerra, los sacrificios, las ceremonias, los rituales y la vida cotidiana nos han acompañado desde las primeras generaciones de nuestra sociedad. El rojo para la juventud, el negro para la muerte y el blanco para la paz.


Continuando con las entregas de La exploración del color, esta vez conoceremos el significado que el color rojo tenía para algunas culturas.

El color del fuego, la guerra, la pasión y la energía, el rojo, simboliza el poder y se asocia con la vitalidad y la ambición; aporta también confianza en sí mismo, coraje y una actitud optimista ante la vida. Pero también tiene un aspecto negativo y puede expresar rabia.

En la naturaleza, este color es de defensa para algunos animales. Algunas especies advierten a los depredadores de su toxicidad y/o mal sabor. El rojo usado en estos casos es intenso, apropiado para distinguirse en el entorno natural, donde son más frecuentes los verdes, azules y marrones. 

Para las culturas precolombinas este color era uno de los tonos principales de la guerra, para la cultura Náhuatl era el color de la sangre. En el mapa precolombino, el rojo simboliza el Oriente, lugar de la razón, Tlappcopa: de donde nace la luz. Es la zona de la vida y está simbolizado por el quetzal. 

Para la cultura Inca, el rojo pertenecía a los sacerdotes ceremoniales y a las vírgenes consagradas. Los tonos del crepúsculo, con matices anaranjados y azafranados, podían generar sensación de temor. Esa luz era denominada: “el sol de los muertos”.

El uso de los colores acompaña el desarrollo de las sociedades a lo largo del tiempo y aunque el uso de éstos cambia junto con la población de determinado lugar, el nuevo uso y significado es adoptado rápidamente por los pertenecientes a una determinada comunidad.


ARTISTAS PARTICIPANTES:

·       XAVIER DE TUSALLE
·       MARÍA TERESA PALACIOS
·       CARLOS DEL POZO
·       PILAR RUIZ
·       EXEQUIEL DE LA HOYA
·       MARCOS LÓPEZ DE LA VEGA
·       JOSÉ PALACIO
·       JOSE ANTONIO LÓPEZ - PALACIOS

CARLOS DEL POZO




XAVIER DE TUSALLE




PILAR RUIZ



EXEQUIEL DE LA HOYA




MARCOS LÓPEZ DE LA VEGA





MARÍA TERESA PALACIOS





JOSÉ PALACIO



 JOSE ANTONIO LÓPEZ – PALACIOS



También hemos expuesto parte de la cerámica realizada durante el curso 2013 – 2014 en el Centro Socio – Cultural Gilitos en Alcalá de Henares de la mano de Luis Larriba.



Reproducciones de Cerámica ibérica




Además, en esta edición se presentará una muestra de las piezas que realizan los artesanos que forman parte del Colectivo de Artistas Arttefacto.




A la inauguración acudieron amigos y simpatizantes del mundo cultural de El Casar.








BLANCO

Del 15 al 19 de diciembre de 2014
Biblioteca Pública
EL CASAR (GUADALAJARA)

Inauguración el lunes 15 de diciembre a las 18.00 horas





Es el color más protector de todos, aporta paz y confort, alivia la sensación de desespero y de shock emocional, ayuda a limpiar y aclarar las emociones, los pensamientos y el espíritu.


Si necesita tiempo y espacio en su vida porque se siente agobiado, el blanco es el color que puede hacer sentir libre y olvidarse de las opresiones.

Demasiado blanco, cuando no es necesario, puede hacerle sentir demasiado solo y frío, porque el blanco nos separa de las otras personas.

El color blanco está asociado a Cáncer

Palabras claves del color blanco: luz, bondad, inocencia, pureza, virginidad, optimismo, perfección, inocencia, aislamiento, frio

La palabra «blanco» proviene:


del latín vulgar blancus, ‘blanco’; este del germánico *blank, ‘brillante’; y este del protogermánico *blangkaz, ‘brillar, deslumbrar’, forma extendida de la raíz protoindoeuropea *bhel–, ‘brillar, destellar, quemar’. 

En idioma castellano, el término «blanco» comienza a usarse hacia el año 1140. 

El lexema leuco, del griego λευκός (leucos ), ‘blanco’ (y este de la raíz indoeuropea *lewk–, ‘luz, brillo’), asocia a los términos que lo incluyen con el color blanco. Un ejemplo de esto es la palabra leucocito. 

Un sinónimo de uso poético para blanco es albo, del latín albus, ‘blanco’. El mismo origen tienen los lexemas alba y albo, que se encuentran, por ejemplo, en las palabras albino y alborada. Otro sinónimo es cándido, del latín candĭdus, ‘blanco, puro’, ‘sincero, honesto’.

Desde la más remota antigüedad se ha buscado producir sustancias coloreadas para pintar o teñir que tuviesen buen color, poder de tinción y permanencia; que fuesen estables ante la luz, que secasen razonablemente rápido, que tuviesen la densidad necesaria y que pudiesen mezclarse sin problemas con otros colores. Debajo se describen algunos pigmentos blancos que se han destacado en la historia de la pintura.

Albayalde o blanco de plomo

En la antigüedad, el color blanco se preparaba mediante un proceso ― descrito por Teofrasto (371-287 a. C.), Vitruvio (70-10 a. C.) y Dioscórides (40-90 d. C.) ―, que consistía en suspender platos de plomo sobre vapor de vinagre, sumergirlos luego en estiércol durante un par de meses y entonces raspar la capa de material blanco que se había formado en su superficie; el proceso se repetía hasta consumir los platos. Este procedimiento para obtener un buen pigmento blanco se usó durante varios milenios. El pigmento en cuestión era el albayalde o blanco de plomo, una sustancia tóxica. 

Blanco anularia

El blanco anularia era una mezcla de tiza con vidrio molido que se obtenía de los anillos que los pobres utilizaban en sus bodas en el dedo anular. 

Blanco de cinc

En 1785, el francés Guyton de Morveau descubrió el blanco de cinc, que no es tóxico. Se trata de un blanco frío, algo azulado, menos cubriente que el hecho en base a plomo, que fue varias veces más caro que este hasta que se lo industrializó pocos años después de su invención. Era muy útil para pintar cuadros por su consistencia cremosa. En 1834 se desarrolló un óxido de cinc al que se llamó «blanco de China», que era más espeso. 

Blanco de titanio

Entre 1916 y 1918, químicos noruegos y estadounidenses desarrollaron el blanco de titanio, que resultó ser más duradero y estable. Además refleja casi toda la luz incidente, no se cuartea y no es tóxico. 

Otros

· Los egipcios fabricaban un pigmento blanco con silicato de magnesio hidratado, que era brillante debido a que contenía conchillas de nácar en polvo, motivo por el cual era costoso. 

· Según Plinio el Viejo (23-79 d. C.), los griegos fabricaban un pigmento blanco llamado melinum extrayendo un polvo de las vetas de las montañas de las islas Melos y Samos. Era muy untuoso para pintar, aunque bueno para cicatrizar heridas. 

· En Japón se fabricaba —y aún se fabrica— un pigmento blanco a partir del nácar. 

En Occidente el blanco simboliza la pureza y la inocencia, mientras que en algunos países de Oriente, como China e India, está asociado al luto. El color blanco simboliza también la paz. En un conflicto, un pañuelo o una bandera blanca indican rendición o pedido de tregua.

La paloma de la paz, que simboliza además la reconciliación, se representa de color blanco y sosteniendo una ramita de olivo. Proviene del relato bíblico del arca de Noé, donde este, para saber si ya era seguro salir del arca tras el Diluvio, liberó a una paloma que regresó trayendo en su pico una ramita verde de olivo, señal de que las aguas habían bajado y que la tierra había reverdecido. Este símbolo data al menos de fines del Renacimiento. Su popularidad se vio reforzada cuando, en 1949, se celebró en París el Consejo Mundial de la Paz, que se promocionó mediante un cartel de Pablo Picasso que representaba a la paloma blanca con la rama de olivo. 

En el arte, el unicornio blanco simboliza la castidad de una dama. Esta asociación proviene de la descripción que hacían del unicornio los bestiarios medievales, donde se explicaba que el método para cazarlo consistía en atraerlo mediante una doncella virgen, ante la cual el animal se volvía manso y se adormecía. Con respecto al color del unicornio, ya en el siglo IV a. C. el médico e historiador Ctesias escribió que era blanco en su mayor parte, lo que puede haber facilitado el que más tarde se le atribuyese preferentemente ese color.

Otro símbolo de pureza que puede encontrarse en obras de arte es la azucena blanca, a menudo asociada a la Virgen María. También el Espíritu Santo se representa como una paloma blanca. En la Iglesia católica es el color que viste el Papa, y también lo visten los niños que van a recibir su primera comunión. El tradicional vestido de novia blanco con velo fue supuestamente impuesto por la reina Victoria en 1840

El blanco se usa donde debe haber buenas condiciones de limpieza: cocinas, baños, hospitales. También usan batas o guardapolvos blancos aquellas personas que trabajan en entornos que requieren asepsia, como médicos, bioquímicos, veterinarios y enfermeros.

El interiorismo minimalista recurre frecuentemente al color blanco. 

Figuradamente, un «elefante blanco» es algo costoso de mantener y que no tiene ninguna utilidad. Esta expresión proviene de la costumbre que existe entre los monarcas del sudeste asiático de tener en sus cortes a estos raros animales, a los que se rinde grandes honores.

En las culturas de extremo oriente, el blanco es el color del oeste, del otoño y del elemento metal, representados por el tigre blanco, que es a la vez una constelación y un animal mítico.

Similarmente, para los antiguos pueblos nahuas (mexicas o aztecas), el blanco era el color del oeste, relacionado con Quetzalcóatl. 

Este texto está escrito en negro, pues sobre papel blanco no se podría leer.


ARTISTAS PARTICIPANTES:

·       MARÍA TERESA PALACIOS
·       RAMIRO ARAQUE
·       XAVIER DE TUSALLE
·       RODOLFO LLOPIZ
·       ADRIANA FRANCO
·       CARLOS DEL POZO
·       PILAR RUIZ
·       MARCOS LÓPEZ DE LA VEGA
·       JOSÉ PALACIO
·       JOSE ANTONIO LÓPEZ - PALACIOS

Además, en esta edición se presentará una muestra de las piezas que realizan los artesanos que forman parte del Colectivo de Artistas Arttefacto.

En el acto de clausura del día 19 de diciembre, a las 18.00 horas, se celebrará una degustación de productos ecológicos a cargo de la asociación GUecológico y de la Cocina de Ganesha.

Posteriormente, una parte de esta muestra se trasladará a la Sala Tragaluz del Centro Joven de El Casar para participar en el Recital de Invierno de la mano de Xavier de Tusalle con música, poesía y monólogos.

Una muestra de cerámica de Taller Utopía. Al fondo fotografías de Toti Palacios.

 Cerámica bereber del Curso de Cerámica Histórica de El Silo - Espacio Artístico. al fonso pintura de Adriana Franco.

 Piezas de la serie "BLANCO SOBRE NEGRO" de José Palacio y el Grupo Anphora. Detrás, pintura de Adriana Franco.

Rodolfo Llopiz, uno de los últimos artistas en colaborar con el Colectivo De Artistas con una imagen de su obra. Además Rodolfo está inmerso en un proyecto de instalación que se autofinancia mediante la venta de camisetas temáticas

 Parte del proyecto de Rodolfo Llopiz. Al fondo pinturas de Ramiro Araque. Sobre la mesa una pieza de cerámica pintada por Ramiro. 

 Mural realizado por Jose Palacio Cantos dedicado In memorian al escultor Abelardo Da Hora, fallecido recientemente. 

 El Ayuntamiento El Casar ha estado representado por el Alcalde Pablo Sanz y la Concejala de Cultura Marta Ábadez. 

Presentación de la exposición por Carlos del Pozo, comisario de la muestra junto a las autoridades municipales. En este acto se ha agradecido a las mismas el esfuerzo realizado para poner en marcha el aula Municipal de Cerámica en El Silo - Espacio Artístico.

La afluencia de pública ha estado muy bien, la exposición gusta y se han realizado algunas ventas. Un feliz día.


VERDE



El verde tiene una fuerte afinidad con la naturaleza y nos conecta con ella, nos hace empatizar con los demás encontrando de una forma natural las palabras justas.


Es el color que buscamos instintivamente cuando estamos deprimidos o acabamos de vivir un trauma. El verde nos crea un sentimiento de confort y relajación, de calma y paz interior, que nos hace sentir equilibrados interiormente.



Meditar con el color verde, es como tomarse un calmante, para las emociones. El verde oscuro representa el principio de la muerte y es indescriptible. es la negación de la vida y la alegría.





El verde lima o el verde oliva, pueden tener un efecto perjudicial, tanto físicamente como emocionalmente.


Cuando se juntan el verde y el amarillo, pueden despertar sentimientos de envidia, resentimiento y posesión.



El color verde está asociado a los signos Tauro, Libra, Virgo, Capricornio (verde oscuro) Acuario y Piscis (verde mar).



Las palabras claves del color verde son: naturaleza, armonía, crecimiento, exuberancia, fertilidad, frescura, estabilidad, resistencia. Verde oscuro: dinero.


PARTICIPANTES:

María Teresa Palacios



Carlos del Pozo y Taller Utopía 


Adriana Franco



Carlos de la Fuente



Esther Bargach, acompañada de Ángel Piedras y Miguel Ángel Arias





Ezequiel de la Hoya



Paloma Escudero y Carlos Agudín



José Palacio




En el Recital de Primavera participaron:

(Fotografías de Puri Sánchez)

Ingrid Da, Cristina Alexandra & Xavier de Tusalle


Puri Sánchez


Miguel Ángel Arias


Bienvenidos a Cartago


Blanca Pastor & Maite Palacios



Dani Díaz


Chon García


No hay comentarios:

Publicar un comentario